Hoy os queremos dejar un bonito proyecto para que construyáis vuestro propio cojín de alfileres decorativo y práctico.

Sólo necesitaréis un marco pequeño, una tela decorativa que os guste, un poco de cinta decorativa y fibra hueca para rellenar el cojín.

En primer lugar debemos retirar la tapa trasera del marco y recortar la tela con un tamaño superior a dicho marco. Planteamos esta tela sobre el marco y le ponemos la fibra hueca necesaria para crear el mullido.

A continuación volveremos a colocar la tapa trasera en su sitio presionando al mismo tiempo la tela y la fibra, fijamos la tapa con los cierres.

Por último, decoraremos la tapa con unas tira de cinta decorativa que fijaremos a la tapa con silicona caliente dejando oculta la tela sobrante.

Como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos un video que lo explica muy bien y que ilustra el proceso.

Y ya esta, ya tenemos nuestro cojín de alfileres o, ¿porqué no?, de agujas.

¡Esperamos que os guste!